Poemas de Rubén Darío Buitrón

Por: Rubén Darío Buitrón
Poeta, periodista, docente, Ecuador

*

Transitar

Unas sombras respiran en el piso. Transitan.

Un dolor, una sospecha, un futuro impertinente.

Una desesperanza, una incertidumbre, una duda.

El amor se esfuma en la espera. Un bebé llora como si algo tuviera que ver en este infierno.

Aún faltan siete turnos para el diagnóstico.

Alguien bebe un sorbo de agua. ¿Rompió el ayuno?

La amenaza tiene un número: 18.

Los recuerdos son tribulaciones insaciables.

Los porvenires sonríen con dificultad. Como a la fuerza. Como para el disimulo.

Una pantalla con una voz lineal ordena pasar.

Es como el corredor de la muerte.

Como una fila que espera la horca.

Los sobrevivientes se miran. No dicen nada.

Hay que esperar. Hay que esperar.

Como una canción que no logra entrar en armonía.

Como un pecado oculto que uno debe pagar aunque no sea culpable.

*

Tren

Solía viajar cada día en el mismo tren en el mismo vagón junto a las mismas personas que leían los mismos libros y veían los mismos paisajes.

Cuando el tren descarriló, todos tenían su mismo rostro, su mismo cada día.

*

Somos

Por Rubén Darío Buitrón

Somos culpables de las culpas imposibles.

Somos culpables de los decires no dichos.

Somos culpables del placer abstracto.

Somos culpables de los sueños pragmáticos.

Somos culpables de los mundos circulares.

Somos culpables de los semáforos en rojo.

Somos culpables de los trenes detenidos.

*

Insolencia

Con insolencia te amo,

con temeraria audacia,

con el frío de un pájaro herido,

con el hambre de un lobo extraviado,

con la sed de leche del recién nacido,

con la incapacidad de atarte a mi cama,

con el miedo que camina entre todos mis recuerdos,

con el puñal aleve de las cosas sin sentido,

con la irrevocable miel de toda mi amargura,

con la pasión crujiente entre los huesos,

con lúdico irrespeto en mi lecho o el tuyo,

con la mentira infame de que nunca más te quise,

como si fuera posible renegar de tu alimento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *