“Qué tan lejos”, el viaje de esperanza y tristeza

Por: Fernando Arias
Médico, cinéfilo y escritor (Cuenca-Ecuador)

La película ecuatoriana “Qué tan lejos” (How much further), estrenada en 2006, se convirtió en un éxito extraordinario en su país de origen, si tomamos en cuenta que el cine de Ecuador tiene poca acogida entre su propia gente. Permaneció 24 semanas en cartelera, fue vista por 200 mil espectadores y recaudó casi 500 mil dólares, cifra impensada para una película de bajo presupuesto.

El film describe el viaje en bus desde Quito a Cuenca de la turista española Esperanza (Tania Martínez) quien llegó al país a conocer el Ecuador y de casualidad se topa con Teresa, auto llamada Tristeza (Cecilia Vallejo), una joven estudiante quiteña que viaja a Cuenca con el afán de impedir la boda de su novio Daniel con otra persona. El viaje se interrumpe por una huelga general de trabajadores que paraliza el transporte público por lo que las dos viajeras deciden continuarlo haciendo aventón y conocen a otras personas como Jesús (Pancho Aguirre), quien también viaja a Cuenca a arrojar las cenizas de su abuelita en el río Tomebamba.

Es una película del género clásico de road movie, donde en el  recorrido en carretera por los Andes y la costa ecuatoriana las dos viajeras aprenderán a conocerse a sí mismas, al entorno que les rodea y sobretodo descubrirán las verdaderas razones de su viaje. La película fue filmada en diferentes parajes del Ecuador, montañas, playas y pueblos de ocho provincias: Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo, Cañar, Azuay, Manabí y Guayas.

“Qué tan lejos”, con una estupenda dirección y un guión muy bien escrito por Tania Hermida, hilvana con profundidad psicológica a dos personajes antagónicos, Esperanza y Tristeza, con sus personalidades simbolizadas  en sus propios nombres, quienes confluyen mientras se cuentan sus intimidades y al mismo tiempo, ante los ojos del espectador y gracias a una estupenda fotografía de Armando Salazar y un adecuado montaje de edición de Iván Mora Manzano con un engarce de secuencia de una forma natural,  se recrean los paisajes ecuatorianos, se conoce la idiosincrasia de su gente, niños llevando rebaños de ovejas, menores lustrabotas en la estación de buses, vendedores ambulantes en las calles  y el país aparece como el entorno perfecto, como un nuevo personaje del singular viaje por carretera, con el transitar por Los Andes ecuatorianos y el desvío a la zona costera ante la presencia de nuevos bloqueos de la carretera. Esa estupenda presentación del país como un nuevo personaje fue sin duda la causa de tanto éxito que atrayó a miles de cinéfilos ecuatorianos.

La película “Qué tan lejos” tuvo un gran reconocimiento por parte de la crítica y se hizo acreedora a varios premios internacionales como el Zenith de Plata del Festival Mundial de Montreal, el premio Coral de mejor Ópera Prima de La Habana, mejor película latinoamericana del Festival de São Paulo, mejor película del Festival FILMAR de Suiza y nominada en los festivales de Guadalajara y el AFI Fest de Los Ángeles.

“Qué tan lejos” es sin duda una joya del cine ecuatoriano y latinoamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *