Minería, destrucción y muerte

Por: Abg. Graciela Estrella Abril
Cuenca, Ecuador

Las mineras nos dejan miseria, destrucción y muerte para el pueblo!… para los gobiernos, que han entregado nuestros territorios a las transnacionales mineras chinas, canadienses, etc. y para algunos otros que negocian con la sangre de nuestros hermanos…

La billetera llena, cuentas en paraísos fiscales, los nuevos ricos de la década pasada y de la que viene continuarán haciendo de las suyas. El pueblo lucha y lucha, las comunidades en discordia entre ellas, unos a favor otros en contra.

Las Cortes llenas de demandas, juicios, sentencias, apelaciones y casaciones, hasta concluir un juicio se continua con la extracción del oro y más minerales. Un saqueo total.

Pese a existir una sentencia en segunda instancia de suspensión de la actividad minera en Río Blanco el viceministro de minas indica que continúan trabajando con total normalidad en la mina. Manifiesta que la decisión final sobre la actividad minera la toma el Ejecutivo por ser un sector estratégico que tiene incidencia nacional y beneficios económicos.

La atracción de la inversión y la generación de empleo es un tema nacional. Es decir se puede ganar hasta las últimas instancias, pues, tales sentencias no servirán de nada, ya que la decisión final está en manos del Ejecutivo. Los únicos que perdemos somos el pueblo, los únicos beneficiados el gobierno y sus cómplices. Buscamos justicia en las cortes olvidándonos que todo está en manos de ellos. Un pueblo dividido, unos en busca de puestos, cargos, contratos, candidaturas.

 Otros en busca de justicia, y resarcimiento de nuestros derechos, luchando por el agua por la vida, por el tranvía, por la corrupción, por nuestros hijos, por la educación, por la familia, por la descomposición social en la que nos están imponiendo.

Por nuestros niños y jóvenes hundidos en el mundo de las drogas, por los jubilados, por el IESS, por los maestros, por el ISSFA, en fin, la lista es muy amplia cómo muy amplios son cada frente de víctimas de un gobierno de saqueadores, cínicos y mafiosos.

Mientras cada víctima o sector luche por separado no vamos a lograr justicia nunca. La unidad de todos los sectores afectados es la fuerza, porque todos somos víctimas de un mismo sistema. A lo que temen y tiemblan estos corruptos es a un pueblo organizado y unido, puesto que en resistencia, lograremos la libertad y justicia para todos los ecuatorianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *