Ah locura de hombre

Por: Eugenio Crespo
Poeta, Cuenca (Ecuador)

.

Ah locura de hombre el del espejo

de débil memoria y vana estatura

confidente único testigo

de mis inútiles e inevitables batallas

eslabon de una oscura cifra

del tiempo que me fue dado

dime desde esa deshabitada dimensión

porque no hay vocación para otro día

ni sustituto de esta angustia mía

y antes que el silencio se incorpore

al vacío de la inminente y fatigada noche

si alguien preguntó por mí

Tú y yo rehenes habitantes

de esta monstruosa edificación del miedo

donde pasamos inhalando la acidez de la rutina

y obligados a proveernos de serenidad

porque el aquí o alguien

ni este encorvado aprendizaje

no nos servirán para mañana

Pero hoy que estoy envuelto de ficciones

que en el inventariado del día

de nosotros dos no hay registro alguno

sin embargo evidentemente nervioso

y con este miedo que no se disuelve

anhelo llegar para hablarte

y poder darte un abrazo venido de mis delirios

Pero no te muestras hostil irreverente y ajeno

dejando ver tu ira y un vaho

en el que te disuelves y te pierdes

Con esta disolución créeme

en la que los dos habíamos fallado

por mi condición humana

que en la caída y que espero no enredarme

no te sustituiré por nada ni por nadie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.