Una educación pobre en conocimientos y rica en falsedad

Por: Bryan Parra Campoverde
Estudiante universitario y miembro de CES-AL (Ecuador)

“Educar es ayudar a que niños y niñas aprendan a conocer bien cómo es su mundo y por qué pues esto, al mismo tiempo, les obligará a plantearse alternativas y a generar capacidades para imaginar futuros mejores”.
Jurjo Torres Santomé.

Hoy por hoy, la educación es y será un tema de incertidumbre por muchas cuestiones centrales, pero, ¿cuál es el verdadero significado de la educación? Como mencionan algunos “la educación es uno de los componentes que más influye en el avance y progreso en la sociedad, no solo proveer conocimientos, sino que también la educación enriquece la cultura, el espíritu, los valores y todo aquello que nos caracteriza como seres humanos”. La educación, por tanto, es fundamental en todos los sentidos. Sin embargo, hoy en día esto no se ve reflejado, pues detrás de ese tan mencionado concepto E-D-U-C-A-C-I-Ó-N se oculta muchas irregularidades y la mayoría no ve, por el simple hecho que esta segada por la corrupción.

La educación en Ecuador no es nada más que un sistema oficinesco y como bien sabemos el ámbito educativo ha sido y es un tema de poco interés. Es utilizado como medio de pantalla educativo para tapar millaradas de corrupciones. En primera instancia hay que mencionar que nuestra educación está presidida por un currículo que su modelo pedagógico es nada más que patrocinado por “otro” que es exitoso en otro país y es algo ilógico, por el simple hecho de que nuestro territorio, nada tiene que ver con Finlandia. Se le hace una copia exacta, pero con la única diferencia, que todo lo hacen al revés. Para empezar, se debería valorizar el papel del docente, tanto en su formación como remuneración, hoy en día es reflejada dentro de la educación superior, al ser la carrera poco escogida dentro de las muchas ya ofertadas que incluso algunas universidades e institutos han tenido que eliminarla dentro de sus múltiples opciones académicas. Además, la educación no es un tema de prioridad para los gobiernos. Entonces, ¿cómo entender que la educación sea un componente importante para la sociedad? La realidad evidencia la precariedad formativa de los docentes, se recurre al carácter vocacional y esto justifica la poca voluntad de autoformarse para una mejor educación dentro del contexto en que vivimos.

Ahora para entrar a un puesto de trabajo, necesitamos tres cosas importantes: en primera instancia, por mínimo, el título de tercer nivel; en segunda, dos años de experiencia, como exiguo; y la última y más importante un favorecedor que te dé un puesto fijo dentro de la empresa a la que vallas a laborar, solo eso y ya puedes trabajar con normalidad, hay una frase que un docente supo mencionar y hago mía sus palabras: “En ecuador piden a docentes que tengan vocación, pero, también soy un docente con hambre”, a que va esto, que exigen que para enseñar debemos tener una inspiración que nazca dentro de nosotros, y si es verdad, hay que enseñar con mucho cariño, pero también este es un trabajo que es poco o nada valorizado por nuestros mandatarios, hay docentes que su sueldo es mínimo y tienen que mantener a su familia, pero hay políticos que están sentados y ganan miles y miles. Se menciona que la educación es la base para el buen desarrollo del país, pero justamente en lo que es educación le dan menos interés. Ahora sale más barato robar que trabajar.

Lo que escribo aquí no es para caerle mal a nadie solo hablo con la verdad, la verdad duele, pero si te duele, es porque simplemente estas identificado con ello. Ya es hora de abrir los ojos la educación necesita mejorar para poder crecer, y para crecer hay que eliminar a la plaga desde la madriguera, a lo mejor la educación intenta preocuparse por el sistema educativo del país, pero aquellos que están en frente, simplemente N-O- L-O- H-A-C-E-N.

2 comentarios en «Una educación pobre en conocimientos y rica en falsedad»

  1. El currículo es, simplemente, un programa de contenidos impuestos por la ideología imperante, en un momento específico, dentro de un país o región. Los profesores no son más que el instrumento mediador por el cual toda esa amalgama de datos y doctrinas llegan al estudiantado. La educación, se supone, debe ser independiente a cualquier gobierno o empresa -que vendrían siendo lo mismo- de turno. Y los docentes ojalá y tuvieran la capacidad de enseñar sin estar pegados a un plan de estudios que limita a la sociedad en general.

  2. El sistema educativo está contaminado desde hace años de corrupción, estafa, burocracia, entre otros males. Los educadores tratan de mitigar las plagas y muchos terminan consumidos y, hasta, devorados. La perspectiva del autor abre un camino hacia la autorreflexión y la mejora de una educación, que ha permanecido igual por siglos. Personalmente, considero que no cambiará hasta que se llegue a la raíz del mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.