Legendario corredor de intercambio, desde la antigua ciudad española mártir Sevilla de Oro, hasta el antiguo poblado de Arapicos

Compilador: Dr. Luis Rivadeneira Játiva
Quito (Ecuador)

Macas. Fotografía de Oswaldo Cruz P.

“Macas, es regazo de la ciudad española llamada Sevilla de Oro, fundada por José Villanueva Maldonado y considerada como jurisdicción de la antigua Gobernación de Yaguarzongo.

Desde 1540, las Gobernaciones de Quijos y Yaguarzongo, se disputaron por la conquista de esta tierra.

En 1549, Hernando de Benavente, consiguió permiso de La Gasca para realizar la expedición a las “tierras de los Macas”, y con 150 hombres partió desde Cuenca, Alausí por las cabeceras del río Cebadas y las alturas de Atillo, bajó hasta la laguna Negra; de ahí pasó a Zúñac, Piara, por la orilla izquierda del río Upano.

En 1563, Juan Salinas, Gobernador de Yaguarzongo, por orden del Gobernador de Quijos, emprende la expedición a las tierras de Macas; Salinas y Guinea, manifiesta su agradecimiento e indica que todos los caciques se dignen esperar para llevar a efecto la fundación de Nuestra Señora del Rosario, ciudad que terminó años después por desaparecer” (Revista Sikuanga).

“El 15 de agosto de 1563, Macas fue fundada por Juan de Salinas y Guinea, y desde el siglo XVII, es una de las principales asentamientos de la región amazónica a su ubicación geográfica” (Wikipedia).

“Macas, admirada por su flora y fauna, es un lugar acogedor asentado en el hermoso valle del Upano, en el margen derecho del río del mismo nombre, rodeado de propiedades agrícolas” (EcuRed).

Juan de Salinas, descendiente de San Ignacio de Loyola, ordenó el levantamiento ciudadano de Nuestra Señora del Rosario, pueblo que pronto desapareció, aunque más tarde, a instancias del mismo Salinas, el Capitán José Villanueva y Maldonado funda, en 1575, Sevilla de Oro, ciudad que, de acuerdo a la historia oficial, fue destruida por los shuar, en 1599.

En 1886, se crea la Prefectura Apostólica de Canelos y Macas, a cargo de la Provincia Dominicana de Ecuador, y comienza una nueva etapa en la evangelización de los nativos.

El 12 de Febrero de 1912, el misionero Fray Álvaro Valladares, religioso dominico, fundó Arapicos.

El sábado 22 de abril de 2016, una réplica del busto de Fray Álvaro Valladares fue entregada al Presidente de la Junta Cívica de Arapicos, Segundo Cordero Rivadeneira, donada por el Alcalde de Puyo, Roberto de la Torre, elaborada por el artista plástico Luis A. Yépez Plasencia.

Desde la antigua ciudad española mártir de Sevilla de Oro hasta el antiguo poblado de Arapicos hay un legendario corredor de intercambio de costumbres, cultura  y gastronomía. La yuca, el plátano, el maíz, la papa china, el camote y la carne que procedía de la caza y la pesca, están en sus comidas. El ayampaco, hecho con pescado envuelto en hojas de bijao y asado y el caldo de novios, son agasajos gastronómicos, en base a mote y carne, que ofrecían los novios a los invitados; sus vestidos son similares y su cultura es la misma.

Antiguo poblado de Arapicos, en Palora.

4 comentarios en «Legendario corredor de intercambio, desde la antigua ciudad española mártir Sevilla de Oro, hasta el antiguo poblado de Arapicos»

  1. Muy buen artículo que recupera la memoria histórica de nuestros pueblos y nos pone a fantasear sobre la vida en la jungla hace más de tres siglos. FELICiTACIONES Estimado Luis.

  2. Excelente información mi estimado Luchito Rivadeneira, la historia de nuestros pueblos enriquece nuestra identidad cultural y nos hace patriotas defensores de lo nuestro y promotores del sano turismo.

    1. Bueno, este corredor de intercambio, es el que más visito, entre Palora y Macas, primero, por tener a mi familia en Macas y Puyo y, segundo, por su paisaje maravilloso y su deliciosa comida criolla, herencia de la gastronomía macabea. La idea, es reconstruir la antigua ciudad española de Sevilla de Oro.

  3. Muy importantes las opiniones de ustedes: Ulbio Cárdenas y Héctor Loyaga, amigos, sobre este corredor de intercambio, el cual ha posibilitado que la cultura macabea esté presente en Arapicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.