¡Evaluación de jueces!

Por: Dr. Lauro R. Yumbla Lucero
Azogues, Ecuador

En los últimos tiempos, frente a la descomposición ética y moral de la justicia en el país, se ha puesto de “moda” la palabra ¡Evaluación! Para quienes deben someterse a ella, por mandato de la Ley, jueces y conjueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) y de las Cortes provinciales, que al parecer, se creían “intocables”, jueces supremos de la Corte Celestial; de solo pronunciarla, la convirtieron en mala palabra, generando rechazo por parte de quienes se oponen a ella; porque, fueron “escogidos” “seleccionados” por sus “innúmeros méritos”, académicos, profesionales, etc., etc.

Frente a esta reacción ilógica, absurda, inconcebible, de parte de jueces llamados a “respetar y hacer respetar la ley”, encabezados por su presidentaMaría del Carmen Maldonado; el pueblo, víctima de la injusticia imperante en el país, apoya masivamente dicha evaluación, aspirando que, algún momento se inaugure la justicia en Ecuador; preguntándonos: ¿¿¿Por qué el temor a ser evaluados, si se supone que, elegidos en la era de la “meritocracia”, con los más altos puntajes, resultaban ser los mejores juristas del país??? O acaso están conscientes de que aquello fue una farsa; ¿temen acaso, se caiga el castillo de naipes que fraguaron fraudulentamente en torno a su “elección”?. Un jurista probo, competente, imparcial, con principios y valores, siempre estará predispuesto a cualquier tipo de evaluación y fiscalización, venga de donde venga. El pueblo ecuatoriano sabe de sobra que los actuales jueces de la CNJ y los de las cortes provinciales llegaron a estos cargos, no precisamente por “sus” méritos.

La Constitución de la República, Art 181, de las funciones del Consejo de la Judicatura, numeral tercero, expresa: “Dirigir los procesos de selección de jueces y demás servidores  de la Función Judicial, así como su evaluación, ascensos y sanción…” Consecuente con esta disposición, la presidenta del CNJ, ha sostenido que, el proceso que inició en febrero, no ha parado en ningún momento, habiéndose ejecutado, responsablemente, una serie de acciones orientadas a este fin. Explicó que la metodología para la evaluación ya está aprobada en primera instancia y solo se hacen ciertos ajustes antes de notificarla; señaló, así mismo, que como parte del proceso que llevan adelante, los integrantes del CJ compartirán los parámetros de la evaluación para que sean revisados por el Comité de Expertos y la Veeduría, conformada por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. Agregó, se trata de una “evaluación integral, con parámetros de legitimidad y transparencia”.

Con respecto a los parámetros, Maldonado, dijo que en lo cuantitativo se evaluará productividad jurisdiccional, asistencia a audiencias, asistencia a sesiones de pleno, cumplimiento de jornada laboral y capacitación; y, en lo cualitativo, se hará evaluación oral de competencias en el ejercicio del cargo y análisis de la calidad de las sentencias; agregando que, no se analizará el sentido de los fallos, sino la calidad de los mismos; así lo manifestó en julio pasado, en una reunión entre los vocales del Consejo de la Judicatura (CJ), el Comité de Expertos de universidades y de la veeduría ciudadana, integrada por el ex vicepresidente León Roldós, el ex procurador Gustavo Medina y la jurista Vanessa Aguirre. El Comité de Expertos entregó una propuesta de metodología para la evaluación. Al parecer, trátase de una evaluación objetiva.

Dicha evaluación será sobre 100 puntos, 80% cualitativo y 20% cuantitativo; duraría tres meses y medio. Se espera concluya a mediados de septiembre de este año. El periodo de evaluación será de diciembre de 2014 al 31 de diciembre de 2018. Una Corte Constitucional “saneada” aspira su presidente Hernán Salgado, tras cien días de gestión.

La fiscal general del Estado, Diana Salazar, instó al CJ a que apresure el proceso, al mostrar su rechazo a la actuación de dos de los jueces de la CNJ, que aceptaron el recurso de apelación a la prisión preventiva interpuesto por Alexis Mera, manifestando: “Hoy sentí el despecho de querer hacer lo correcto por mi país y encontrarme luchando contra un mecanismo patriarcal y caduco que desprecia a la justicia y atropella a quienes no comprometemos nuestros principiosEsta experiencia tan solo nos motiva en la FGE a reforzar nuestro compromiso de luchar contra la impunidad y devolver la esperanza en la justicia a la gente buena de este país”. Declaraciones valientes y consecuentes, con las que compartimos personas de bien, que somos la mayoría en nuestro POBRE ECUADOR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *