Leonor Játiva Vinueza, entre dos pandemias

Por: Dr. Luis Rivadeneira Játiva
Quito, Ecuador

Fotografía de Leonorita, en su juventud.

Leonor Játiva en su centenario de vida

Nació en Atuntaqui el 31 de diciembre de 1916. Vivió en Andrade Marín, en la antigua casa de sus padres: Moisés Játiva y Orfelina Vinueza. Se graduó de Maestra en Bordado a máquina, cuyo título fue concedido por el Concejo Municipal de Quito, su Liceo “Fernández Madrid” y el Comisario de Gremios, el 9 de julio de 1937, siendo rectora del establecimiento María Angélica Idrobo, educadora nacida en Otavalo, en San Pablo del Lago. Contrajo matrimonio con Jorge Rivadeneira Guzmán, con quien procreó seis hijos: Hernán, Juanita Irene, Luis, Violeta, Diana y Marco Rivadeneira Játiva.

En los años 30, con su hermana Matilde, integró el dúo de las hermanitas Játiva, de recordada trayectoria. Este dúo colaboró con el Comité Pro-Cantonización de Antonio Ante, hasta lograr la cantonización de Antonio Ante, el 2 de marzo de 1938. Trabajó, junto a su hermana Matilde, de profesora en el Colegio “Abelardo Moncayo”.

En 1966, luego de la quiebra de la Fábrica Imbabura, su esposo decidió trabajar en Quito, en la Cervecería “La Victoria”, de la cual fue accionista. Jorge Rivadeneira Guzmán, falleció en el año 2002. Leonorita vive junto a su hijo Marco, cuya compañía le ha permitido tener un compañero que, junto a sus hermanas y hermanos, se han preocupado por su salud y bienestar. Ella dice: “en muchas cosas, mi hijo Marco se parece a su padre”.

Leonorita en su centenario.

Son fechas importantes para Leonorita la presencia de los santos padres: Juan Pablo II, el 30 de enero de 1985 y Francisco, el 5 de julio de 2015, en Quito.

El 3 de enero de 2016, en la Quinta “María de Lourdes”, de Tababela, se festejó sus 99 años de vida, junto a su familia, en las vacaciones de fin de año.

El 31 de diciembre de 2016 Leonorita cumplió 100 años de vida y constituye una fecha memorable para la comunidad anteña y la familia Rivadeneira – Játiva, en particular, porque ella llega a ser una Maestra centenaria, gracias a la bendición de Dios y el cuidado de sus hijos, quienes le han dado una vida tranquila y apacible, para la alegría de su familia y seres queridos. Sus hijos, le rindieron justo homenaje en el Hotel Sheraton de Quito, el 7 de enero de 2017.

Gripe Española, 1918 – 1920.

De la gripe española al coronavirus

La gripe española

Hasta 1920, murieron más de 40 millones de personas en todo el mundo. Se desconoce la cifra exacta de la pandemia que es considerada la más devastadora de la historia. Un siglo después aún no se sabe cuál fue el origen de esta epidemia que no entendía de fronteras ni de clases sociales.

Aunque algunos investigadores afirman que empezó en Francia, en 1916, o en China, en 1917, muchos estudios sitúan los primeros casos en la base militar de Fort Riley (EE.UU.), el 4 de marzo de 1918.

Tras registrarse los primeros casos en Europa la gripe pasó a España. Un país neutral en la I Guerra Mundial que no censuró la publicación de los informes sobre la enfermedad y sus consecuencias, a diferencia de los otros países centrados en el conflicto bélico.

Ser el único país que se hizo eco del problema provocó que la epidemia se conociese como la Gripe Española. Y a pesar de no ser el epicentro, España fue uno de los más afectados con 8 millones de personas infectadas y 300.000 personas fallecidas.

En el verano de 1920, el virus desapareció tal como había llegado.

Italy Coronavirus, 2020
Albert Camus, siglonuevo.mx
Milán Kundera, eltelegrafo.com.ec

En La insoportable levedad del ser, de Milán Kundera, vemos, la fragilidad humana y su insoportable levedad, que se ha reflejado en la actual pandemia coronavirus. Novela del escritor checo Milán Kundera, publicada en 1984. Ambientada en Praga durante 1968. Trata sobre los hombres y sus dudas existenciales, convertidas en conflictos afectivos. Es una reflexión sobre los problemas que nos afectan a todos los seres humanos, en todos los tiempos.

El coronavirus

Los hospitales de Wuhan detectaron los primeros casos de la nueva enfermedad a mediados de diciembre de 2019. Estos primeros contagios detectados se dieron en el ámbito del Mercado Mayorista de Mariscos del Sur de China de Wuhan. 88

Diagnosticados en un principio como una neumonía de origen desconocido, los primeros contagios fueron los que iniciaron las alertas sanitarias que llevaron a que en la primera semana de enero se identificase como causante de la enfermedad desconocida a un nuevo coronavirus.

El 9 de febrero de 2021, una comisión internacional de la OMS enviada a China para investigar los orígenes de la pandemia in situ concluyó que el foco inicial de la pandemia fue el determinado desde un principio, el mercado mayorista de Wuhan. No obstante, no pudo determinar cómo llegó a él el virus, existiendo casos en los que no se ha podido hallar relación con el mercado: «No hemos encontrado pruebas de grandes brotes que pudieran vincularse antes del 19 de diciembre en Wuhan o en otros lugares. También podemos estar de acuerdo en que encontramos una circulación más amplia del virus en Wuhan en diciembre, no solo limitada al mercado de Huanan», descartando un origen distinto al salto animal-humano y, descartando igualmente, la existencia de casos anteriores a aquel diciembre de 2019. 89

La OMS baraja “cuatro hipótesis” [febrero de 2021] sobre cómo el virus de la covid-19 saltó a los humanos. En primer lugar, el salto directo de un animal a un humano; la segunda, del murciélago y a través de especies animales intermediarias, con un segundo animal involucrado que sea “potencialmente más cercano a los humanos en el que el virus se adapta fácilmente y salta a los humanos”. La tercera teoría […] es la posibilidad de que los productos congelados actúen como superficie de transmisión del virus a la población humana o vías de transmisión relacionadas con la alimentación. 90

Los coronavirus circulan principalmente entre animales, pero han evolucionado e infectado a los humanos (convirtiéndolos así en virus zoonóticos), como se ha visto en el SARS, el MERS y otros cuatro tipos de coronavirus encontrados en humanos que causan síntomas respiratorios similares a los del resfriado común. Los seis tipos de coronavirus conocidos hasta ahora se pueden contagiar de humano a humano. 91, 92

88. “Nuevo coronavirus – China”. OMS. 12 de enero de 2020.

89. Público, ed. (9 de febrero de 2021). «La OMS y China concluyen que el coronavirus es de origen animal y que surgió en diciembre en Wuhan». https://www.publico.es (en español). Consultado el 9 de febrero de 2021. «Vinimos aquí con dos objetivos: uno, averiguar qué ocurrió al principio de la pandemia. Nos hemos centrado en intentar comprender lo que ocurrió durante ese periodo. Paralelamente, también nos embarcamos en tratar de entender cómo sucedió, cómo surgió el virus, cómo saltó a la población humana. ¿Cambiamos radicalmente la imagen que teníamos de antemano? Creo que no”».

90. Público, ed. (9 de febrero de 2021). «La OMS y China concluyen que el coronavirus es de origen animal y que surgió en diciembre en Wuhan». https://www.publico.es (en español). Consultado el 9 de febrero de 2021.

Rogier van Doorn, H.; Yu, Hongji (2019). «33. Viral Respiratory Infections». Hunter’s Tropical Medicine and Emerging Infectious Diseases E-Book (10th edición). Elsevier Health Sciences. p. 286. ISBN 978-0-323-55512-8.

91,92. «Novel Coronavirus 2019 | CDC». www.cdc.gov (en inglés estadounidense). 13 de enero de 2020. Consultado el 14 de enero de 2020.

El dúo de las hermanitas Játiva

Matildita y Leonorita Játiva, conformaron el famoso dúo de las hermanitas Játiva. Matildita ya cumplió 100 años y Leonorita tiene 99 años, de vida fructífera. Dos maestras que estudiaron en el Liceo Fernández Madrid, de Quito, con beca, para graduarse en: Corte y Confección y Bordado a máquina, siendo Rectora María Angélica Hidrobo.

Matildita, una vez graduada, vivió dos años con su tío Dr. Leonardo Vinueza, en Pasto. Cuando volvió a la casa de sus padres, junto a Leonorita conformó el dúo. Ella, con la primera voz, tocaba la guitarra y el bandolín y su hermana, le acompañaba con la segunda voz. Cantaron junto a Inés Montenegro, en el coro de la Iglesia. En Quito, cantaron junto a Carlota Jaramillo y participaron en las programaciones para la fundación del cantón Antonio Ante. Rodrigo Aguinaga, dirigía las dramatizaciones, que tenían como protagonista a Isabel Gordillo Vinueza y las hermanitas Játiva cantaban acompañadas de Ricardo Cadena, vestido de mexicano, junto al dúo de las hermanas Navarro, de Andrade Marín, en los años 37 y 38, en el grupo pro-cantonización. También existía el dúo de los hermanos Navarro, Alfredo y Gonzalo, requinto.

En 1938, se funda el cantón Antonio Ante, con la alegría de toda la comunidad. Jorge Montalvo Páez, esposo de Matildita, fue Presidente del Concejo Municipal y Director de la Escuela “Francisco José de Caldas”. Jorge Rivadeneira Guzmán, esposo de Leonorita, fue Jefe de la Sección Hilatura, en la Fábrica Imbabura, Registrador de la Propiedad y Notario del Cantón.

En los años 40 y 50, el dúo de los hermanos Salazar: Carlos y Jorge Renán, muy jóvenes, vivían en Quito y llegaban a su tierra natal de vacaciones con su música del recuerdo. Don Vicente López, ligado a la música, tocaba el melodio de Jorge Almeida en la Casa de Carmelita Játiva, en la novena del Niño Jesús.

Las dos hermanitas trabajaron en el Colegio “Abelardo Moncayo”. Matildita trabajó, también, en el Colegio Alberto Enríquez, a partir de 1963. Su Quinta, que lleva su buen nombre, restaurada en el 2015, conserva, para añoranza de sus hijos, la Oficina donde su padre el Profesor Jorge Montalvo Páez escribió hermosos artículos. Leonorita, se fue a vivir a Quito con su familia. La “Quinta Los Brevos”, antigua propiedad de Victorita y Leonorita Játiva, que conservó su hijo primogénito: Hernán Rivadeneira, ubicada frente a la “Quinta Matilde”.

La canción más reconocida del dúo es el pasillo: “Imploración de amor”.

Vacunarse o no vacunarse

El gran dilema en el caso de las personas mayores, de más de cien años de vida, como es el caso de nuestra madre.

Ella estaba muy tranquila y estaba en manos de sus hijos la decisión sobre la vacuna anticovid19.

Hubo personas, que nos aconsejaron que no se le ponga las vacunas por las reacciones que generan las mismas. Era un punto para analizar, pero, haba que tomar la resolución y así lo hicimos, entre toda la familia como debe ser. Se decidió vacunarle a Leonorita, confiando en que iba a estar protegida por Dios y no tendría reacciones. La decisión fue tomada por sus hijos: Juanita Irene, Luis, Violeta, Diana y Marco Rivadeneira Játiva, teniendo la presencia espiritual de nuestro querido hermano Hernán, cuyo dolor Leonorita no sintió, porque por su edad está perdiendo la memoria.

Una vez tomada la resolución para vacunarle, nuestros hermanos: Juanita Irene y Marco, acompañaron a Leonorita a donde le tocó vacunarse, muy lejos de su domicilio, en el sur de la Ciudad de Quito, en el Hospital Luz Elena Arismendi de Restrepo, nombre de la mujer que luchó por sus hijos desaparecidos: “los hermanos Restrepo”, hasta su muerte.

Dios, ayudó a Leonorita. Ella no tuvo reacciones a las vacunas y la tenemos con vida. Cumplió 104 años de vida el 31 de diciembre de 2020 y aspiramos a que viva muchos años más.

María Elena Bottazzi, experta en vacunología tropical de la Escuela de Medicina de la Universidad de Baylor, en Houston, consideró en una entrevista con la BBC que era lo mejor vacunarse, al decir:

“El mensaje es que, una vez que tengamos una vacuna (independientemente de que no sea perfecta y quizás no nos proteja al 100% o solo reduzca la severidad de la enfermedad), igual será una herramienta para asegurarnos la reducción del riesgo de morir”, afirmó.

Nuestra madre vivió en dos pandemias

Dios, le ha dado una larga vida a Leonor Játiva Vinueza, quien nació el 31 de diciembre de 2016. Ha pasado dos pandemias: la gripe española y el coronavirus. Vive en el norte de Quito, en el “Conjunto Residencial Los Jazmines”, rodeada de sus hijos, nietos y bisnietos, preocupados por su salud para darle más vida y disfrutar de nuestra querida madre, porque tiene recuerdos de 2 guerras mundiales, la cantonización de Antonio Ante, en 1938 y las visitas del Papa Juan Pablo II, en 1985 y del Papa Francisco, el 2015.

“En esta pandemia, se acabaron los llamados superhéroes, que en la práctica han sido el pilar ideológico del capitalismo, se terminó el culto al poder, porque ahora tenemos una especie de atadura terrenal. Ha quedado al desnudo la fragilidad del ser y debemos cambiar y asumir nuevas responsabilidades en nuestro planeta, que requiere de humanos que comprendan la importancia de la conservación de la naturaleza, para las nuevas generaciones.

La pandemia, nos ha dejado lecciones para la vida que debemos asumirlas para lograr una nueva humanidad que tenga como máximos valores: a la sencillez humana y solidaridad.

Debemos ser más humanos, porque nuestra condición humana nos exige, ya que estamos deshumanizándonos, lo cual refleja que no estamos siguiendo por el camino correcto.

Es necesario que la universidad del siglo XXI genere ciudadanos de bien, con valores cívicos, éticos y morales, que definan el nuevo curso de evolución de la humanidad que defiende a su naturaleza”.

Leonor Játiva Vinueza, cumplirá 105 años

El 31 de diciembre de 2016 Leonorita cumplió 100 años de vida y constituyó una fecha memorable para la comunidad anteña y la familia Rivadeneira – Játiva, en particular, porque ella llega a ser una Maestra centenaria, gracias a la bendición de Dios y el cuidado de sus hijos, quienes le han dado una vida tranquila y apacible, para la alegría de su familia y seres queridos. Sus hijos: Hernàn, Irene, Luis, Violeta, Diana y Marco Rivadeneira Játiva, sus nietos y bisnietos, le rindieron justo homenaje en el Hotel Sheraton, de Quito, el sábado 7 de enero de 2017. Estuvieron, sus familiares: Meneses-Játiva, Almeida-Játiva, Montalvo-Játiva y Játiva-Cruz. Como invitados especiales: Jaime Castro Segovia, Bella Bracho Vélez y su hija Marìa Eugenia Torres, esposa de Víctor Rivadeneira, de Cuenca, Enrique Meza Arcos y Graciela Bracho Vélez, del Puyo. José González y esposa, de Quito, entre otros invitados. Jairo Terán y Marthita Andrade, Padre Marco Paredes y su familia, de Atuntaqui. Jaime Zumárraga, Hugo Zurriagara y Susana Suárez, de Quito. Familia Yépez Coronel, de Guayaquil. Fausto y Lupita Terán, Jaime Gordillo y Laurita Vinueza, entre otros familiares. La música, a cargo del Maestro Paco Godoy. Leonorita, recibió reconocimientos del Colegio Fernández Madrid, de Quito, y del Colegio “Abelardo Moncayo”, de Atuntaqui.

El próximo 31 de diciembre de 2021, Leonorita, cumplirá 105 años de vida.

Óleo de la Maestra Leonor Játiva Vinueza, pintado por Violetita Rivadeneira Játiva de Bravo.

Dios, le ha dado una larga vida a Leonor Játiva Vinueza, quien nació el 31 de diciembre de 2016. Ha pasado dos pandemias: la gripe española y el coronavirus. Vive en el norte de Quito, en el “Conjunto Residencial Los Jazmines”, rodeada de sus hijos, nietos y bisnietos, preocupados por su salud para darle más vida y disfrutar de nuestra querida madre, porque tiene recuerdos de 2 guerras mundiales, la cantonización de Antonio Ante, en 1938 y las visitas del Papa Juan Pablo II, en 1985 y del Papa Francisco, el 2015.


Homenaje a nuestra madre: Leonor Játiva Vinueza, nacida el 31 de diciembre de 2016, quien vivió en dos pandemias: la gripe española y el coronavirus.

2 comentarios en «Leonor Játiva Vinueza, entre dos pandemias»

  1. Gracias, al Dr. José Manuel Castellano, por publicar este artículo sobre mi madre, quien cumplió 105 años de vida y vivió en medio de dos pandemias, de la gripe española al coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *