“Allí vienen”

Por: Shirley Ruiz
FSMET Col-Lat, Costa Rica

Bailan los ríos y las montañas

Se levanta el polvo en los pies que vienen desde lejos

Con sus huellas van sembrando paz

Y sus lenguas van labrando caminos

Hermanos y hermanas de la tierra que saben

tejer la palabra

Ellos y ellas le enseñan a los que no saben

Le recuerdan a los gobiernos las semillas

que crecen en sus manos para que nadie olvide

el fruto que germina en los valles y la pampa

Sus vientres van pariendo la vida

Sin armas llevan en sus cuerpos la sabiduría

de miles de guerras que han ganado sus ancestros

En sus trenzas está la libertad de sus espíritus nativos

y en el agua la fuerza que fluye la dulzura de la miel

No escuchan a los que gritan para silenciarlos

porque el gemir de los bosques ensordece la necedad

de los gobiernos que no saben de abrazos sin armas

Juntos y juntas se dan la mano y con sus ojos firmes

esperan cada amanecer para andar por el mundo

Las mujeres no se rinden, su danza voraz

acoge a los que temen el anochecer

Los hombres protestan apretando en sus puños

las injusticias que quieren encarcelarlos

Los jóvenes son la complicidad de miles de corazones

que vuelan atrevidos tocando sus guitarras

Los niños y niñas no se cansan y en la fuerza de sus

rodillas se pinta la ilusión del mañana

Allí vienen, con sus himnos defienden a nuestra Madre Tierra

Traen en sus brazos la hermandad de los pueblos

En sus rostros se refleja el gozo que brota desde las entrañas

Sus fuertes espaldas cargan la sangre de inocentes que baña la historia

Ellos y ellas huelen a café, brillan en las praderas

Allí están, callando los tristes recuerdos y con fervor

añoran volver a casa victoriosos

donde la guerra sea solo un canto para entonar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.