Dimensiones de la Gestión Universitaria

Por: Dr. Enrique Espinoza Freire, PhD
Universidad Técnica de Machala (Ecuador)

La Universidad del siglo XXI tiene el reto de tributar a la sociedad egresados con competencias profesionales útiles para alcanzar el progreso social sostenible al ritmo del acelerado desarrollo tecnológico. Realidad que precisa de cambios estructurales en su gestión que, permitan asumir procedimientos flexibles en las ofertas académicas y de servicios como vía de respuesta oportuna a las necesidades del entorno.

Este compromiso social necesita de la gestión universitaria, vista como la integración de sus cuatro dimensiones, gobernabilidad, académica, desarrollo institucional y desarrollo regional; sin embargo, con frecuencia existe desequilibrio entre lo académico y las dimensiones del desarrollo institucional y regional, prevaleciendo una mirada reduccionista a favor de la primera; evidenciando falencias en la gestión de gobernabilidad. Estas dimensiones deben ser tenidas en consideración como sistema para alcanzar la eficacia y eficiencia del proceso formativo y de los servicios universitarios.

La gestión académica está dada por los procesos sustantivos universitarios (docencia, investigación y vinculación con la sociedad), contextualizados al entorno social, cultural, económico y político, fundamentada en la movilización de componentes epistémicos y praxiológicos en la formación de conocimientos, habilidades y actitudes profesionales y sociales, mediante los cuales el estudiante una vez egresado podrá orientar de manera eficiente y eficaz su actividad en la dinámica profesional y social.

Los procesos sustantivos se articulan de manera holística; a través de la docencia se prepara al estudiante para el desempeño de su futura profesión y se desarrollan las competencias básicas para su vida social y las habilidades investigativas para ser aplicadas a la solución de los problemas profesionales y sociales; asimismo, se capacita para intervenir en las comunidades a través de proyectos y actividades socioculturales. A la vez que desde la investigación y el contexto social se tributan conocimientos y experiencias para enriquecer y perfeccionar los currículos.

Si bien la adecuada articulación de los procesos sustantivos contribuye a la formación integral del futuro profesional, su éxito está mediado por la oportuna gobernabilidad, proceso complejo mediante el cual se toman las decisiones definitorias para el cumplimiento de los objetivos y misión de la institución.

De igual manera, a través de la gestión para el desarrollo institucional se agencia el perfeccionamiento sistemático del currículo, la calificación del claustro, la innovación tecnológica, la producción científica, la implementación de estrategias y proyectos en la solución de los problemas institucionales y sociales, garantizando así la calidad y eficiencia del proceso académico y tributando al desarrollo regional.

Por otro lado, la dimensión para el desarrollo regional busca la pertinencia de la Universidad, desde las necesidades e intereses locales y nacionales; se concreta en la aplicación de los conocimientos y tecnologías, generados en la academia, a la solución de los problemas del entorno.

Luego, el éxito de la gestión universitaria está en lograr la adecuada integración y dirección de sus dimensiones hacia la formación humanista, académica y científica de profesionales capaces de generar, aplicar, promocionar y difundir los conocimientos e innovaciones, así como contribuir a la solución creativa de los problemas locales y del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *