Hermano Sancho, aventura tenemos

Brevísimo y bien considerado refranero además de múltiples frases y cavilaciones también valerosas halladas en “Don Quijote de la Mancha”(1).

Por: Mateo Silva Buestán
Estudiante Universitario, Cuenca (Ecuador)

Hacen ya más 400 años que ¨El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha¨ vio la luz primera de mano y pluma de Miguel de Cervantes. Esta obra, que cuenta con dos partes, es considerada de entre las más influyentes y representativas de la Literatura universal de todos los tiempos. Razones para que dicho libro sea tan reputado sobran. Sin embargo, este modesto escrito trata de estampar y rememorar una parte, al menos, de todo ese riquísimo refranero allí inscrito, así como las varias reflexiones que contiene. De las paremias que a continuación serán presentadas, algunas contienen una explicación que es menester; otras, no, porque al buen entendedor, pocas palabras.  

Sírvase, entusiasta lector, de leer para traer de vuelta a la memoria las formas que tenían el andante caballero y su fiel escudero de expresarse. No se ha hecho distinción de qué refranes menciona el famoso don Quijote ni Sancho Panza, debido a que la intención es plasmar una visión global del refranero. Entre otras cosas, quedan en el tintero los adagios que de seguro se hallarán en la secuela de esta espléndida obra, intitulada ¨Capítulos que se le olvidaron a Cervantes¨ de uno de nuestros referentes literarios Juan Montalvo. Sin más tardíos y a toda priesa, aunque no es buena consejera, se muestran los proverbios y otras cosas.

Excúseme si alguna interpretación dista del raigambre y significado real de la cita. Hay que aclarar, también, que Cervantes no es el autor directo de todos estos refranes, la mayoría provienen de la infinita sabiduría popular de antaño. Del mismo modo, si es usted un profundo conocedor de esta obra y halla falencias u omisiones, bienvenido sea el criticismo y las aportaciones. Para despejar ciertos dialectos y cronolectos que bien escudriñado tenían el significado del adagio, se ha utilizado el libro ¨Diccionario de paremias cervantinas¨ autoría de Hugo Bizzarri publicado en 2015.

PAREMIAS

  • ¡Jo, que te estrego, burra de mi suegro! (a quién, pese a que se le hace el bien, se resiente y queja del bien que se les hace).
  • A campana herida (dar una noticia con gran efusión y prisa).
  • A donde se ponía la mano, no se dejaba cosa sana.
  • A la mano de Dios que lo creo (de seguro que es así).
  • A mí no se me echa dado falso (a mí no me ven la cara de tonto, de mí no se aprovecha ni Dios).
  • A pique de perder los tragaderos (por poco morir en la horca, salvarse de milagro).
  • A quien Dios se la diere, San Pedro se la bendiga (aceptar, resignarse a la realidad de las circunstancias).
  • A quien se humilla, Dios le ensalza.
  • A tente Bonete (muy lleno, a rebosar).
  • A tiro de ballestera (desde lejos, a gran distancia).
  • Adóbame esos candiles (refrán con la que se señala una contradicción o incoherencia de un discurso o escrito).
  • Al buen pagador no le duelen las prendas (el que realmente quiere pagar lo que debe, no encontrará sufrimiento para hacerlo. La palabra es la palabra).
  • Algo o mucho va de Pedro a Pedro (señala que todos somos diferentes aunque tengamos cosas en común).
  • Allá darás, rayo (deseo de no involucrarse en negocios ajenos o en cosas que no incumben).
  • Andar a coche, acá, cinchado (tratar de hacer cumplir que hagan el bien, los que se rehúsan).
  • Atar bien el dedo (tomar precauciones).
  • Buen corazón quebranta mala ventura.
  • Buscar a marica por Ravenna (buscar un hilo en un pajal).
  • Cantar en el ansia (confesar, sobre todo un delito. Esto era muy mal visto. Asia es tormento, es decir, tortura).
  • Ceñir la espada (alistarse).
  • Ciertos son los toros (afirmar la certeza de algo, sobre todo malo).
  • Comeros heis las manos (hacer un negocio o un deber con demasiado gusto).
  • Con las espadas altas y desnudas (están riñendo, discutiendo).
  • Criados para tal oficio desde las fajas y mantillas (nacido para hacer tal cosa).
  • Cual no digan dueñas (hablar muy mal de alguien, humillar).
  • Dar al traste (deshacer, anular).
  • Dar rata por cantidad (repartición de algo proporcionalmente).
  • De galope y a prisa.
  • De la abundancia del corazón, habla la lengua.
  • De llano en llano (así, sin más, rápido, sin complicaciones).
  • De los enemigos, los menos (caras vemos, corazones no sabemos).
  • De mal pelaje y catadura (feo, mal semblante).
  • De muy buen parecer (estéticamente muy hermoso).
  • De poca sal en la mollera (tonto, poco discreto, ingenuo).
  • De punta en blanco (muy bien vestido y elegante).
  • Deben de enfadar como los mosquitos (situación que causa profunda molestia).
  • Desnudo nací, desnudo me hallo (ni pierdo, ni gano. Que digan de mi lo que quisieren).
  • Desollar como a un San Bartolomé (masacrar, dar una paliza).
  • Dios lo oiga y el pecado sea sordo (que todo salga a pedir de boca, sin desvíos de por medio).
  • Donde las dan, las toman (el que hace daño, le vuelve).
  • Donde no hay tocinos, no hay estacas (antiguamente se ponían estacas para colgar diferentes alimentos, entre estos, tocino. Entonces, donde había tocinos, necesariamente debían existir estacas. Este refrán se utiliza para dar a conocer que algo es una falacia. Es decir, se da una cosa por cierta cuando ni si quiera cumple la condición principal para que pueda ser real).
  • Donde no se piensa, salta la liebre (pueden ocurrir cosas que dejen atónitos a todos, pues nadie se las espera).
  • Echar a rodar (refrán de doble entrada: 1 Empezar algo 2 Arruinar de raíz por causa de reaccionar abruptamente).
  • Echar pullas (mofarse, molestar a alguien).
  • El agua cuan presto verás que al gato llevas (expresado como ¨ya verás cómo puedo más, que pronto concluyo este asunto¨ o  ¨saca la espada y pronto veremos quién gana¨).
  • El gato al rato, el rato a la cuerda, la cuerda al pato (expresa desorden, especialmente en una riña o guerra campal).
  • El pan comido y la compañía deshecha (cuando alguien pierde su fortuna y los que se dicen amigos lo abandonan).
  • En casa llena, presto se guisa la cena (para referirse a la capacidad de salir de un aprieto cualquiera que sea, puesto que existe capacidad o recursos suficientes para hacer frente a las desventuras).
  • En los nidos de antaño, no hay pájaros hogaño (cuando no se desea realizar una actividad o ejercicio, puesto que ya no se tiene el mismo ímpetu ni ilusión que antes, puede estar relacionado con la edad y las fuerzas).
  • Encerrarse en una campana de bronce (un llamado a la prudencia, ante una provocación de pelea).
  • Entrar en bureo (reunirse para planificar algo, a hurtadillas).
  • Entrar en docena (meterse en una conversación en la que uno es desigual a los que de esta participan).
  • Eso está de molde (eso está por demás).
  • Esos Julios o Agostos (tal o cual persona).
  • Está duro el alcacel para zampoñas (estar viejo para querer emprender en algo nuevo).
  • Estar en sus trece (insistir en lo que se quiere hacer, obstinarse).
  • Hablar a lo cortesano (hablar bien, contundente, discurso prudente).
  • Hablar de perlas (hablar bien).
  • Hacer astillas (pelearse, una cruenta reyerta).
  • Hacer barbas (hacer berrinches).
  • Hacer cardenales (tener moretones).
  • Haciéndose más cruces que si llevaran al diablo en la espalda (asustarse o temer exageradamente de alguna acción).
  • Hombre de lucios cascos (persona alegre al punto que resulta tonto).
  • Huele a ensalada fiambre y trasnochada (apesta).
  • Ignorantes que presumen de agudos (cazurros que se hacen los sabios).
  • La lengua queda y los ojos listos (observar más, hablar menos).
  • La rueda de la fortuna anda más lista que una rueda de molino (para expresar las cosas que pasan, a razón de los azares y coincidencias).
  • La sangre se hereda y la virtud se aquista (las personas deben ser reconocidas por su esfuerzo y dedicación, más no por su alcurnia).
  • La verdad adelgaza y no quiebra y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua (la verdad os hará libres).
  • La virtud más es perseguida de los malos que amada de los buenos (a la gente buena le pasan cosas malas).
  • Las gracias y donaires no asientan sobre ingenios torpes (forma de alabanza o, en su defecto, grosería dirigida hacia alguien).
  • Le molió como cibera (golpear, arremeter fuertemente).
  • Le sirves como lengua.
  • Más vale una “toma” que dos “te daré” (disfrutar en el presente lo que se tiene y no esperar lo que se viene en el incierto futuro).
  • Me lo sé de coro (de memoria).
  • Me tiene ojeriza (me tiene encono).
  • Mujeres del partido (rameras).
  • No haber hallado nidos, donde se pensó hallar pájaros (no encontrar si quiera, lo mínimo que buscaba).
  • No hay amigo para amigo, las canas se vuelven lanzas (Si Caín mató a Abel…).
  • No hay mazo que tanto apriete los aros de una cuba (una persona muy insistente y presta a persuadir a como dé lugar. La Cuba es un barril y los aros la estructura que la sostienen).
  • No quiero de tu capilla (acción que se refleja cuando alguien, que no quiere, recibe, obtiene o acepta tal cargo o hacienda).
  • No sé le cocía el pan (impaciencia, ansias que se tienen por desconocer algo).
  • No tiene mejor fama el juez riguroso que el compasivo (un llamado a la justicia real. De exigir o castigar con lo que es necesario).
  • Ofrecido sea al diablo el maravedí (para expresar situaciones contrarias a los preceptos y concepciones cristianas).
  • Otros gatos me han de echar a las barbas (sacar de quicio a alguien, molestar de sobre manera, insultar).
  • Pagar con setenas (pagar con creces, devolver el favor).
  • Paseado las acostumbradas, vestido en pompa y a caballo (en la antigüedad, cuando capturaban a un hereje, hechicero o profanador, lo paseaban sobre un burro, haciendo mofa, rodeado de las autoridades y la sociedad en general. Hoy puede ser entendido como poner en ridículo a alguien por sus actos).
  • Pedir peras al olmo.
  • Pelarse las barbas (disgusto, rabia enorme al no conseguir algo).
  • Pica la tortilla (vete con prisa)
  • Por un quítame allá esas pajas (discutir, reñir por una nimiedad).
  • Pudiera hacer vomitar a otro que no fuera arriero (modo despectivo y peyorativo para referirse a una mujer de cualidades no muy femeninas, esto según los estándares de belleza que se han impuesto).
  • Que hablen cartas y callen barbas (nace de la deshonra y falta de palabra, por lo que significa que se da más crédito y confianza a lo escrito que lo ha hablado).
  • Que se den de las astas (que se cuenten todo, conversación prolongada).
  • Que sirve de anzuelo y caña de pescar (usar, sobre todo a una mujer, para conseguir favores. También como sexualizar a la mujer).
  • Quien canta sus males espanta (hablar o cantar mismo sus penas para sentirse aliviado).
  • Quien destaja no baraja (prevenir obstáculos para evitar conflictos, estar cauto para no meterse en camisa de once balas).
  • Quien lleva atadas las manos, suelta la lengua.
  • Refocilar (pernoctar, yogar especialmente; aunque, también es entendido como pasar un momento de recreo, alegres).
  • Reñir a secas (pelear por un quítame allá esas pajas).
  • Rétulo de Cátedra (anuncio, muy bueno, por lo general).
  • Saldrá, algún día, en la colada las manchas que se hicieron en la venta/ Todo saldrá en la colada (la colada era una especie de detergente que quitaba suciedad y manchas, puede equivaler a “Tarde o temprano las cosas salen a la luz”, también como advertencia a quién hace cosas malas y no se enmienda: lo pagarás todo conjunto, ya verás).
  • Sé al blanco que tiras.
  • Se les hielan las migajas entre la boca y las manos (no saber qué hacer).
  • Según a mí se me alcanza (según lo que conozco y sé).
  • Señalar con piedra blanca o negra (modo de referirse a que si algo fue bueno o malo).
  • Ser un ascua de oro (ser deslumbrante).
  • Si al palomar no le falta cebo, no le faltarán palomas (ante la expectativa de obtener una recompensa por un trabajo o mandato, cualquiera que este sea, no faltarán seguidores, trabajadores o gente presta, que no esperan precisamente un salario).
  • Si no cuadraren, nos esquinen (si no hace bien, hace mal).
  • Sin dejarle pelos en la barba (moler como cibera).
  • Sin traspasar un átomo (cumplir algo al pie de la letra).
  • Sobre un huevo pone la gallina (las cosas se hacen mejor cuando hay estímulo. Antes e incluso hoy por hoy se le pone un huevo falso abajo de la gallina a fin que esta dé más).
  • Sopa de arroyo (demostrar pericia, sabiduría).
  • Su busca una cosa y se halla otra.
  • Tan presto se va el cordero como el carnero (la muerte se puede presentar en cualquier momento, no importa si se es joven o viejo).
  • Tantum pellis et ossa fuit (latinaje que quiere decir que alguien es extremadamente delgado, famélico. Literalmente es traducido como ¨es solo piel y huesos¨).
  • Tener la mía sobre el hito (querer, de cierta manera, imponer la razón de uno por sobre la del otro).
  • Tentar segunda fortuna.
  • Tiene los ojos en el cocodrilo (persona que no ve lo evidente, o que no quiere ver. También significa despistado, desatando).
  • Tiene vacíos los aposentos de la cabeza (de poca sal en la mollera).
  • Troncar en la cuna / en la estampa (refrán para hacer alusión a que lo que se dice de uno o la manera en cómo lo figuran no corresponde a la realidad).
  • Vale más buena esperanza que ruin posesión y buena queja que mala paga.
  • Van por lana y vuelven trasquilados.
  • Vendrá a ser feos pies de la rueda de tu locura la consideración de haber guardado puercos en tu tierra (hace referencia a la necesidad de darse la vuelta a ver de dónde se viene, sobre todo cuando se llega a un nivel de riqueza o fama).
  • Venir a cuento (cuando les viene en gana).
  • Viene o llega como agua de mayo (frase bucólica que hace referencia a que algo llega en el momento más preciso y oportuno. Bucólica porque en el campo se esperaba que llueva).
  • Volver a las ollas de Egipto (volver a los tiempos pasados y mejores).
  • Y tanto el vencedor es más honrado, cuando más el vencido es reputado (la fama y honra del vencedor, depende de la del vencido o derrotado).
  • Ya sé a lo que sabe el bizcocho y el corbacho (ya he estado mal y peor).

FRASES

  • ¡Con vos me entierren! (expresar estar al máximo de acuerdo con las proposiciones de alguien).
  • Ahora que le libre Dios del diablo.
  • Andando más los tiempos (pasado el tiempo).
  • Aunque Dios llueva reinos sobre la Tierra, ninguno me vendría bien.
  • Bene quiden (en hora buena).
  • Cada uno es hijo de sus obras.
  • Como soy demonio, todo se me alcanza.
  • Cosas de más momento y consideración.
  • De cuyo nombre no quiero acordarme
  • El caballero andante sin amores es árbol sin hojas.
  • El mal influjo de las estrellas (mala suerte).
  • El tiempo tiene cuidado de quitarnos las vidas.
  • En mal punto y en hora menguada.
  • Las nubes de antaño (expresión que referencia a la nostalgia del tiempo pasado).
  • Los daños que nacen de los bien colocados pensamientos, antes se deben tomar por gracias que por desdichas.
  • Los montes crían letrados (frase discriminatoria con la que se reconoce, molestamente, la gran inteligencia de las personas sea cual fuere su lugar de origen).
  • Ninguna es mala como sea verdadera.
  • No hay diablo que lo declare (porque, se dice, que solo Dios declara).
  • No quieras con falsas alegrías alegrar mis verdaderas tristezas.
  • Tantas letras tienen un Sí como un No.

CURIOSIDADES

  • Alcahuete (persona que tapa, apoya o promulga relaciones sexuales de otras personas, podría ser un compinche) Variante: ¨Corredor de oreja y todo el cuerpo¨.
  • Corredor de oreja (corredor de bolsa, también puede ser entendido como usurero).
  • Da de comer al que ha sed y da de beber al que ha hambre (la cita en sí es una ironía, puesto que Sancho dice estas líneas mal – sin darse cuenta- porque Don Quijote no da de comer al hambriento ni de beber al sediento, sino que por su naturaleza y locura, hace todo lo contrario. Resultando este error en el refrán una muestra de lo que el Quijote es. Se sobreentiende que el Quijote no da lo que necesita a los menesterosos, sino todo lo contrario).
  • El de la triste figura (para referirse a Don Quijote).
  • Ponerse en hinojos (postrarse de rodillas).

REFLEXIONES

  • ¿Cuál es más loco? ¿El que lo es por no poder menos o el que lo es por su voluntad?
  • ¿Cuál es más, resucitar a un muerto o matar a un gigante?
  • Esto de heredar algo, borra o templa en el heredero la memoria de la pena que es razón que deje el muerto.
  • La valentía que se entra en la jurisdicción de la temeridad, más tiene de locura que de fortaleza.
  • Las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.
  • Perdóname, amigo, de la ocasión que te he dado de parecer loco como yo, haciéndote caer en el error en que yo he caído de que hubo y hay caballeros andantes en el mundo.

En la actual coyuntura, estamos rodeados de politiqueros y lobos con pieles de ovejas, esos que hacen el mal sin mirar a quien. Nos hace falta soñadores, verdaderos caballeros andantes que tengan voluntad  de cortar de tajo los Kikuyos -especie de césped que se resiste a ser arrancada- sociales que tanto daño hacen.


1 La versión de este libro corresponde a la publicación de la ¨colección ANTARES¨ 1989. Editorial que, por su naturaleza, ha seleccionado capítulos de la obra en cuestión, más no presenta la novela entera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *