Institución Educativa del Cañar “Unidad Educativa Luis Cordero” enaltece méritos de docentes

En un acto solemne el día 21 de junio en la Sala de sesiones de la Unidad Educativa “Luis Cordero”, al conmemorar un año más de vida institucional,  se llevó a efecto el reconocimiento a docentes cuyo trabajo se orienta al servicio de la niñez y juventud del Cañar, como parte de la actividad social y académica de la institución.

El progreso de la educación de la provincia y el cantón, se logra por la fecunda labor de distinguidos maestros, cuyo valioso aporte se destaca en diferentes campos del quehacer diario.

El Luis Cordero”, como todos sus estudiantes lo dicen,  cumplió un año más de vida institucional, han transcurrido años maravillosos que vieron crecer a centenares de jóvenes que hoy son padres y abuelos de los estudiantes que asisten a las aulas, hoy virtuales.

Una fecha de especial conmemoración y de significativa trascendencia  -y por ello-, es grato recordar a  su patrono  el insigne “Luis Cordero”, formador de niños y jóvenes, quien acogió en su seno a tanta juventud de aquel tiempo. Era  1959, cuando la población de esta  histórica ciudad aún era pequeña, sin embargo, respondía a los requerimientos de aquella época y en valiosa gestión se dio a Azogues un aporte tan grande para el desarrollo cultural, especialmente al género femenino que había estado relegado desde los tiempos de la iniciación republicana. En este devenir del tiempo, el “Luis Cordero”, ha ido forjando su propia semblanza e imagen enmarcada en oropeles hasta los tiempos más recientes en los cuales ha llegado a ostentar con sobrados méritos en el pináculo de la gloria y el prestigio, modestamente conseguidos, defendidos y respetados por todos quienes hacen la Institución y por la sociedad que siempre ha mirado con ojos expectantes el desarrollo y el avance de este glorioso establecimiento formador de juventudes, la grandeza de su límpida trayectoria.

La institución, celebra más de medio siglo de vida institucional, guardando en álbum tantas generaciones y promociones que han recibido el sabio consejo y la sapiente enseñanza en las aulas de este noble liceo del saber.

“Luis Cordero” -El grande-, ilustre jurisconsulto, poeta, enciclopedista, aedo de la elegía, botánico, político, referente de vida institucional y forjador de la historia, excelso y sempiterno ejemplo de generaciones venideras, luce su glorioso pendón desde lo alto en la planicie de esta celebérrima e hidalga ciudad de San Francisco de Peleusì de Azogues.

La importancia de esta institución de formación integral, no se debe al mero hecho de estar presente desde hace tantos años en la comunidad. Lo importante es resaltar, que es,  ha sido y sigue siendo el punto de referencia de la educación y de una educación de excelencia, de exigencia, de mejora y de innovación constante.

Más que en cualquier tiempo, hoy, la vida del colegio se la puede apreciar desde  cada etapa de su historia continúa  y su pasado enriquece el presente. Su compromiso  por la calidad y la pertinencia de la educación, su misión noble y trabajadora por la comunidad han hecho de ella una institución con altos estándares de calidad educativa.

“Hagamos lo imposible para que hoy, más que en ningún momento en la vida de nuestro colegio, podamos apreciar que, cada etapa de nuestra historia continué y enriquezca el pasado, haciéndolo presente” ha sido una frase inmemorial de centenares de maestros que han pernoctado y han hecho historia en esta casa del saber.

En esta ocasión se enalteció a docentes cuyas virtudes intelectuales, profesionales y docentes, merecen el reconocimiento de la Comunidad Educativa “Luis Cordero”: Mgs. María Eugenia Torres Sarmiento, Lcdo. Jaime Eduardo Lima Pinos, y PhD. Rafael Rodríguez Jara, quienes durante este lectivo se han distinguido por su afán de alcanzar una formación  académica internacional aportando con su trabajo investigativo en el desarrollo educativo del país.

Las autoridades institucionales para el efecto emitieron un acuerdo de reconocimiento en base al ejercicio de las facultades normativas constantes en el Código de Convivencia Institucional, mismo que versa en sus capítulos 1, 2 y 3: expresar el reconocimiento  a estos destacados maestros  por su trabajo fecundo  a favor de los educandos  y recomendado su nombre como ejemplo de abnegación y entrega a favor del desarrollo educativo local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *