El mundo de la fantasía de una mascota (*)

Por: Eliécer Cárdenas E.
Escritor (Cuenca, Ecuador)

Karina Elizabeth López Pino, es una joven escritora, con una gran fantasía y un apreciable talento narrativo, que entendemos lo ha venido cultivando de manera asidua desde hace algún tiempo. Su novela corta, titulada “Young Shu el extraordinario perro salchicha”, narra con un lenguaje claro y conciso, las peripecias en primera persona de la mascota llamada “Young Shu”, que desde pequeña es entregada a su cuidadora humana y comienzan así las peripecias vitales del animalito.

Lo original y lo interesante en este caso, es que el protagonista, un perrito va refiriendo los hechos más importantes que le han sucedido, primera travesura, primer paseo en coche, un accidente con felicidad, etc., que al lector le adentra en aquel universo fantástico del animalito, que piensa y refiere su historia desde su particular perspectiva. Por lo general, en las narraciones sobre mascotas y otros personajes del mundo animal, el punto de vista suele enfocarse desde el lado humano, que va describiendo de esta manera el desarrollo de la historia.

En este caso la autora toma el punto de vista del personaje “no humano” para darnos un punto de vista original, no porque no se haya realizado este procedimiento en otros autores y autoras de novelas cortas o cuentos sobre animales, sino que en este caso el desarrollo de la narración es liviano, y acorde a la hipotética visión de la mascota, es decir sin alambicadas reflexiones que resultarían forzadas, tratándose de un ejemplar canino, sino que, y esto es lo bueno, la historia transcurre con sencillez, dentro de los hechos que experimenta por lo común una mascota cuidada con cariño por su dueña.

«Young Shu, el extraordinario perro salchicha”, es de esta manera un texto que se adecua, tanto a niños como a jóvenes y adultos, porque está escrito con una carga de ternura hacia la mascotita que es protagonista del relato, y nos hace quererla a los lectores a través de sus páginas. Es importante anotar que el mundo de las mascotas hoy en día ha cobrado una importancia fundamental dentro de la sociedad, ya que hoy comprendemos que no se trata de tener una de ellas como un mero objeto, sino que necesitan igual que un ser humano, de cariño sobre todo, de atención y de empatía, algo que desgraciadamente no todas las personas poseen, en unos casos porque les han enseñado sus padres y el entorno en que viven, a maltratar a los animales, como si ellos no sintieran y sufrieran igual que nosotros los humanos, pero que no pueden expresar lo que sienten por carecer del don de la palabra.

También por esta razón, aparte de sus méritos literarios y narrativos, esta narración de Karina López, tiene el plus de que ella denota ser una fiel amante de sus mascotas, caso contrario no tendría la sensibilidad necesaria para “meterse en la piel de Young Shu”, por así decirlo para que sea el ejemplar canino, el que cuenta en primera persona, valga la palabra “persona” en este caso, su vida con los humanos, sus sentimientos y experiencias.

En definitiva, una narración que merece ser leída por un público de todas las edades, porque a todos gustará, de esto estamos seguros.


(*) Prólogo a la novela “Young Shu, el extraordinario perro salchicha” de Karina López Pino, publicada por la Editorial Centro de Estudios Sociales de América Latina, en su Colección Taller Literario, 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *