Cuerpos: Los territorios de la vida

Por: Shirley Ruiz
Costa Rica

“La vida no se sostiene desde lo único, sino desde la diversidad.
Territorios, pero no mis territorios, vida sí,
pero la multiciplidad de la vida”.
Raúl Zibechi

Cuando hablamos de territorios pensamos en una extensión de tierra, un lugar, un área determinada bajo la propiedad del Estado o de una persona, pero también hay otra mirada que no solo incluye a territorio como una extensión de tierra, sino a nuestros cuerpos como símbolos de resistencia que sostienen la vida dentro de los territorios de forma colectiva.

Siguiendo la línea de “Ubunto”:Soy porque nosotros somos, y porque somos, soy”, nos deja muy en claro que la base para que una comunidad se mantenga viva, fuerte y luchen por sus derechos, es poner el alma en lo colectivo, en el amor comunitario, en el saber que yo no puedo estar bien si el que está al lado mío no tiene que comer, es enfocarnos en la ayuda mutua dejando de lado el individualismo y vivir una reciprocidad de amor y cuidado.

Dialogar con el pasado nos ayuda e ilumina a mirar
el presente y ver cosas no desde lo nostálgico,
sino desde los desafíos políticos y
los problemas sociales
que enfrentamos hoy en día.

En 1730, una mujer bishnoi, Amrita Devi, fue masacrada junto a 362 vecinos de la comunidad por defender los árboles que pretendían cortar los lacayos del majarajá de Jodhpur para construir su nuevo palacio.

Los Bishnois, son una secta del Hinduismo cuyas normas dictan un estricto respeto con la naturaleza.  Según cuenta la historia, Devi se abrazó a un árbol para impedir que lo cortaran, sus familiares imitaron su gesto enfrentando a los soldados del majarajá por insultar su fe, los soldados masacraron a los levantiscos Bishnois, hasta que el propio majarajá intervino para detener la matanza.

Cada año, los Bishnois conmemoran el sacrificio llevado a cabo por sus ancestros para salvaguardar el bosque.

La heroica actitud de los bishnois sirvió de inspiración para el movimiento “Chipko” (literalmente, “abrazar“), que se inició en los años 70 en el también indio estado de Uttar Pradesh. Una vez más, fueron las mujeres las que utilizaron su cuerpo como escudo para evitar que los árboles fueran talados por las grandes industrias y así evitar la deforestación, 27 mujeres de la comunidad se abrazaron a los árboles amenazados para impedir su tala, la noticia de la resistencia de las mujeres corrió por la región y empezaron a llegar vecinos de los pueblos cercanos para unirse a la causa de los “abraza-árboles”. Los madereros se rindieron y abandonaron su trabajo y el Estado les dio la razón a los aldeanos, obteniendo ellos y ellas la victoria.

Tejer hilos y aprender.

Partir desde la experiencia abrazando una

memoria mística y espiritual nos ayuda

a entender más nuestro presente

y crear desde lo histórico nuevos paradigmas.

Dentro de lo largo y ancho de nuestra querida Latinoamérica, tenemos una diversidad multicolor de movimientos sociales que día a día están a “pie de cañón” llevando sobre sus hombros la responsabilidad y el amor por la protección de los individuos como parte de los territorios que frente al abuso e injusticias que cometen los gobiernos sienten el llamado de levantar la voz y cambiar los rumbos.

Alentar la soberanía alimentaria, crear huertas comunitarias, grupos de reflexión sobre derechos, proporcionar temas de cuido y amor al planeta, buscar siempre la justicia comunitaria, etc., nos llevan a proteger, cuidar y amar el territorio y nos invita a impulsar la creación de nuevos modelos dentro de las comunidades al punto de organizarnos para llevar un bien común.

Hacer autoconciencia, hablar desde lo que nos sucede como organizaciones o actividades cotidianas nos ayuda a crear vínculos “afectivos-políticos-sexuales” más sanos y evidenciar las violencias que día a día nos atraviesan, para así revolucionar la forma de entender la transformación del cómo y desde dónde como comunidad debemos producir pensamientos y teorías críticas tomando en cuenta los momentos históricos para traer  aprendizajes que nos lleven a enfrentar las luchas anticapitalistas, antipatriarcales y anticoloniales y podamos tejer vínculos fuertes y llenos de amorosidad.

2 comentarios en «Cuerpos: Los territorios de la vida»

  1. super interesante tus reflexiones Shir. Me encanta leerte justo en un momento en que estaba reflexionando sobre terriotorios como tierras y sentimental.
    Me gustaria tener la informacion bibliografica sobre la frase “tejer hilos y aprender….ya que deseo usar la imagen del tejido en mi tesis doctoral.
    el tejer como un acto de producir conocimiento
    gracias por motivar y empurrar mis reflexiones, inflexiones

  2. Elis. Gracias, por tus palabras, sobre lo que sería un tejido de hilos de reflexiones, que son territorios de vida. Requiero, tu correo electrónico para enviarte un tejido para tu tesis. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *