Develando el rol de la mujer en la masonería

Por: Priscila Ávila Larriva

“Envuelta en la bruma del tiempo, la Rosa abandonada aguarda a solas en el jardín, velando y oscureciendo su nombre. Réplica perdida del Logos, La Palabra, Hijo del Padre, Razón y justicia, Eterno Él. Eros olvidado, Ella la sola apasionada, La sola eterna, Yace postrada en el suelo…”. (Epílogo: La reunión Sagrada, poema a María Magdalena). (Margaret Starbird)

Para comprender el presente, debemos remontarnos al pasado y los testimonios que han marcado la diferencia. Es preciso hilvanar el hilo de la historia de grandes mujeres que han dejado su huella dentro del camino iniciático.

La idea primigenia de la mujer dentro del creacionismo se dice que fue de una misteriosa mujer, quién se apartó de las ataduras físicas y mentales desafiando el poder de Dios, su nombre posiblemente fue Lilit o Lilith; la primera mujer de Adán que encarnase el mal, pertenece a la mitología hebrea; se la puede encontrar en un pasaje bíblico del Génesis, 1,27.

Lilit  fue desterrada por considerarse moldeada con el mismo material de Adán y con ello sería poseedora de los mismos derechos y oportunidades, esto derramó la ira de Dios y la condena a no ser nombrada, porque era para él un ser oscuro “pronunció el mágico nombre de Dios, se elevó por los aires, y lo abandonó”[i].

La Biblia la menciona por una sola vez en Isaías 34:14 “Los gatos salvajes se juntarán con hienas, y un sátiro llamará a otro; también allí reposará Lilit, y en él encontrará descanso”

Bruja, hechicera, demonio fueron varios de los epítetos que tuviese ésta mujer que marca la diferencia al revelarse ante el poder omnipotente y pretender vivir en esencia con los mismos derechos de su compañero.

El resaltar la imagen de Lilith perseguida por el génesis Bíblico y susurrada por perdida, estableciendo analógicamente una relación con la realidad que ha tenido que vivir la feminidad a lo largo de la historia nos permite contrastar otros episodios históricos de la presencia fuerte de la mujer en la cultura Celta como “Sacerdotisa Druida”, el paganismo del mundo antiguo y su cosmovisión era liderado por las mujeres y ellas fueron veneradas, respetadas; quienes consolidaban la tierra y la producción; sabias sanadoras a cargo   de los rituales de la naturaleza y el alma de sus clanes.

Las escuelas esotéricas e iniciáticas como la Alquimia y la Wicca han trabajado milenariamente con las dos fuerzas de la naturaleza; comprendiendo bien el rol que tanto el hombre como la mujer cumplen en la sociedad y en el mundo de la energía. Las polaridades son el elemento clave para generar la chispa de la creación en todas sus manifestaciones. Es innegable la importancia de la luz del sol y la luz de la luna en el planeta…cada uno desde su especificidad y con sus propias características aportan a la generación de la vida. El planeta también es mujer y lo habitamos dentro de su útero… la Madre Tierra.

Sin embargo, el desconocimiento o quizá el miedo a perder el poder por parte de algunos grupos como lo fue en su momento la Iglesia Católica con la “Santa Inquisición” donde atropellaron la deidad femenina por ser sabias, esas cacerías de “brujas” a las madres sanadoras llegaron a puntos extremos como el de eliminar a una “Juana de Arco” mujer vidente y guerrera francesa que luchó por la libertad de su nación. De igual manera la persecución constante a María de Betania o María Magdalena (la ramera) una mujer que se empoderó de las ideas de Jesús y lo apoyó en el paso de la buena nueva enfrentando el odio de algunos de los apóstoles inclusive… o la sumisión de María la madre de Jesús, que deliberadamente tuvo que recibir en su vientre al Mesías. Así como la historia de una Manuela Sáenz quien fuera una de las primeras mujeres que fraguaba la independencia de sur América de la Corona Española cuando vivía en el Perú, mucho antes de conocer a Simón Bolívar y de ser su amante… hechos poco reconocidos donde la historia ha sido cruel con la imagen de la mujer.

Si entramos en territorio masónico, quiero develar una pequeña muestra de la presencia trascendente de la mujer en la masonería;  una escuela de estudios filosóficos a dogmática y a política que busca el equilibrio social presenta también un episodio ortodoxo en relación a la presencia de la mujer, sucesos que responden a los lineamientos ingleses de Anderson en 1723 en donde la mujer en la Orden es considerada más o menos como cita el Diccionario Enciclopédico de la Masonería  “como la mitad más interesante y digna de aprecio de la humanidad, y le da participación en sus misterios con la organización de la Masonería o Rito de Adopción o de las damas”[ii]. Por lo tanto, a nivel de la masonería regular la mujer ha sido considerada dentro de ella en la “masonería de adopción”, las damas de la rosa o estrellas de oriente un papel de damas que deberían estar en el parvis o fuera del Templo preparando los ágapes y la obra social… Sin embargo, la masonería progresista testifica a masonas, de la Orden de esa Francia revolucionaria…esposas e hijas de los constructores operativos que aportaban con el trabajo físico e intelectual para estructurar la Gran Obra. Según Arquez (2017) La masonería se remonta a la época de la construcción de catedrales, sin embargo, ya en el 1375 se conoce la aceptación y pertenencia de mujeres en las cofradías profesionales, como es el caso de las hilanderas, tejedoras o incluso en profesiones netamente masculinas como la de los albañiles de York, donde se menciona la pertenencia de “hermanos y hermanas” carpinteras, impresoras y papeleras.

El derecho a la iniciación masónica entendido y reconocido desde la entidad humana había sido su apuesta. No fue extraño ni casual que ya en 1895, la Logia Le Droit Humaine nº 1 de París quisiera tomar contacto con las logias españolas pues, tal como se sabía dentro de los círculos masónicos, en ellas estaba habiendo mujeres iniciadas participando en los trabajos, alcanzando altos grados y ocupando cargos en las logias. Efectivamente, algo, bastante, se había venido moviendo durante aquel último tercio del siglo XIX. (Lacalzada, 2010).

“La iniciación de los constructores no se reducía únicamente a los rústicos picapedreros, si no que incluye a todo aquel oficio que utilice la escuadra, el compás, la regla el mazo o el cincel en sus trabajos. La masonería operativa, la de la construcción, dio paso a la masonería especulativa, la de la reflexión” (Arquez, 2017). Por otro lado, para Morte (1977) citado en Ferrer (2018):

Esta masonería tardía en su implantación fue pionera en su preocupación por resolver la cuestión de la iniciación femenina. No hay que olvidar que, si socialmente la situación de la mujer en aquella época era difícil, en la masonería alcanzaba cotas no fáciles de entender. Y más en una institución en la que tenían vetado su ingreso a pesar de definirse como defensora de la dignidad humana, de la solidaridad y fraternidad. Como hace notar Liberté Morte, antigua Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Francia, las logias de adopción aparecieron en España en un momento en el que en Francia la masonería de adopción había casi desaparecido.

Para Mary Nash defensora de los derechos de la mujer en España “La interacción de género no puede plantearse a partir de una dicotomía entre modalidades de consensus /conflicto, víctima /heroína, sino a partir del complejo entramado que contextualiza e interrelaciona la diversa experiencia histórica de las mujeres con su entorno socio-cultural y político”.

Entre las mujeres masonas de la historia española encontramos a Amalia y Ana Carvia, Ángeles López de Ayala, Belén Sárraga, Carmen de Burgos. Francia logra consolidar la Gran Logia Femenina de Francia, luego España y así se llega a fortalecer en Latinoamérica Grandes Orientes en: México, Brasil, EE-UU, Argentina, Chile, Colombia, Perú y Ecuador; Orientes con mayor presencia femenina. 

En la enciclopedia de Ramón Martínez, Historia de la Masonería en Hispanoamérica. Se aborda a la masonería femenina con los siguientes términos:

Un precepto de los llamados “Landmarks”, mal interpretado, veda el ingreso de la mujer a la masonería. Ésta disposición, como otras elaboradas bajo el ambiente de aquella lejana y contradictora época, debe adecuarse a nuestra era moderna (…) tratadistas sobre la masonería como Pike, dice que los “Landmarks”, pueden ser modificados de acuerdo con la evolución de los tiempos y puesto que la mujer, pensamos, se ha superado, colocándose hoy en día al nivel del hombre, es obvio que esté en condiciones de poder iniciarse en la Logia Masónica.

En Ecuador la presencia de la masonería femenina y mixta se da a partir de los años 80´s. Inicia en la ciudad de Quito con el Gran Oriente Arquitectos de Acuario del Brasil bajo la coordinación de valerosas mujeres, actualmente denominado Gran Oriente Ecuatoriano Nueva Era, en cuyo seno trabajan más de siete logias mixtas. Más tarde en el año 1986  realizan contacto en la ciudad de Cuenca con mujeres de un perfil profesional y personal de altísimo reconocimiento, a lo que se funda la Logia Nueva Luz Nro. 7 actual R\L\S\ Nueva Luz Nro. 3 . A partir de ese momento histórico para la vida y el pensamiento de la mujer en el país se marca un hito, luego de la muerte de la Q\R\H\  Guadalupe Larriva González, quien fuera la primera mujer en participar en una tenida de gala con sus paramentos en la Gran Logia Equinoccial del Ecuador y dar el discurso de Orden dejando una estela de valentía y sabiduría. Un grupo de hermanas de la ciudad de Cuenca en homenaje a su memoria bajo los auspicios de la Muy Respetable Gran Logia del Austro Ecuatoriano (un Gran Oriente vanguardista que tiene cerca de cuarenta años de presencia en el Austro del país en pro del crecimiento de la sociedad y sus transformaciones) levantan el 28 de enero del 2011  la R\L\S\Guadalupe Larriva González Nro. 5. La Muy Respetable Logia del Austro Ecuatoriano es la nodriza de varias logias entre ellas la R\L\S\ Armando Albornoz Vintimilla Nro. 7 en reconocimiento a un personaje ilustre de la ciudad de Cuenca que sería el encargado de cultivar la semilla de la masonería en el Austro. La primera logia creada en el Austro fuera la R\L\S\ Hiram Abiff Nro. 2, logia masculina, posteriormente recibe a la  R\L\S\Leonardo Da Vinci  logia de grandes personajes a nivel de la ciencia en la ciudad y se ve en la necesidad de crear la R\L\S\José Peralta Nro. 9 de maestros masones, cuyo propósito es la formación filosófica dentro de la Orden.

En la ciudad de Quito encontramos la presencia de la Gran Logia Suramericana como Gran Logia Mixta desde el año 2010 y la Gran Logia Ordinis Baphomet; así como varios Orientes mixtos que con mucha dedicación y trabajo tesonero buscan la verdadera transformación social y de la masonería progresista a dogmática.

Este trabajo pretende reestablecer lo femenino en armonía con lo masculino dentro de las escuelas iniciáticas en la Gran Obra, develar el rol protagónico de la mujer en la historia de la masonería progresista dejando de lado los sesgos, en estos momentos en los que la equidad de género es una realidad, donde la diversidad en la autodefinición de género es amplia llega a ser indispensable destacar a la mujer y continuar el trabajo por la igualdad de condiciones a todo nivel. Reivindicar ese legado de Lilith, poder amar y ser amadas sin estereotipos. Trabajar física, mental, emocional y espiritualmente desde la escuadra y el compás como parte del todo. Un ser humano capaz de diseñar su vida acorde a los preceptos de una Orden Masónica en evolución y de vanguardia. Tener el derecho a decidir ser o no, madres y esposas, amas de casa si eso nos hace felices. Una mujer actual que sueña con ser una científica parte de una base espacial, a dirigir un taller automotriz; ser quién navegue un crucero y sobrevuele los cielos comandando un vuelo transatlántico. Las mujeres necesitamos ser respetadas vivir en un ambiente sin sarcasmos retrógrados y poder construir en comunidad el destino que nos depara el cambio de paradigma, para superar con inteligencia los problemas que nos hace confrontar hoy el Planeta… una mujer libre y respaldada por su compañero dentro del amor, el nivel y la equidad. La masonería es la herramienta para cumplir los ideales sociales y personales con un amplio espectro. Las escuelas iniciáticas nos necesitan y nosotros a ellas…

Hoy la mujer ostenta altos cargos en la masonería a dogmática llegando inclusive a ser Grandes Maestras de los Grandes Orientes a nivel mundial, cargos históricamente masculinos. El reto radica en generar un elevado nivel de conciencia que reestablezca el mundo desde la igualdad de oportunidades, por lo tanto, es preciso fortalecer los destinos de una “nueva educación” y vivir desde la Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Referencias:

Ferrer, J. (2018). Las mujeres y la masonería española en el siglo XIX, recuperado de: https://www.redalyc.org/jatsRepo/3695/369562139010/html/index.html

Frau, L. Diccionario Enciclopédico de la Masonería. Edit. Valle de México. Tomo II.

La Biblia Católica. Lilit recuperado de:https://www.infobae.com/america/historia-america/2019/04/27/la-increible-historia-de-lilit-la-endemoniada-mujer-que-dios-habria-creado-para-adan-antes-que-eva/

Martínez, R. Historia de la Masonería en Hispanoamérica. Biblioteca Masónica.

Starbird, M. (2004). María Magdalena y el Santo Grial. Edit. Planeta.

Vera, M. (2013). Voces de la masonería femenina, recuperado de: https://xdoc.mx/documents/voces-de-la-masoneria-femenina-decimononica-en-defensa-de-los-5c1aa59acccc9


[i] Mystic Lilith, recuperado de: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=105759134450849&substory_index=0&id=104686227891473

[ii] Diccionario Enciclopédico de la Masonería. Tomo II.

Un comentario en «Develando el rol de la mujer en la masonería»

  1. Muy lindo el escrito Pichi, resaltar y nombrar a la tía Lupita mantiene viva su imagen, éxitos sigue adelante escribiendo más sobre nosotras, sin duda excluidas muchísimos años, pero lo mejor de la creación, al menos cuando crecemos pues de niños, tanto ellos como ellas son el elixir de la vida. Un abrazo sincero de parte de Ma. Paz, sobrina de tu prima Ma Augusta Moreira Encalada. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *